Home / Qué ver  / Visitas principales  / El Puente de Brooklyn

El Puente de Brooklyn

El Puente de Brooklyn, consejos para el visitante, itinerario de visita, mejor hora para cruzarlo y vistas.

El Puente de Brooklyn

El Puente de Brooklyn es mucho más que un obra de ingeniería o un mero nudo de comunicación entre dos zonas de la ciudad. Este puente es todo un icono de la ciudad de Nueva York y un destino turístico en sí mismo para casi todos los turistas, a los que les encanta pasear por su superficie y disfrutar de las estupendas vistas y ambiente que ofrece.

El puente es uno de los principales atractivos de los paseos en helicóptero o de los cruceros panorámicos en Nueva York. Es además un sitio privilegiado para tomar fotos del skyline de Manhattan o para dar un paseo en bicicleta. Fue construido entre 1869-1883, por lo que es un tesoro arquitectónico.

El puente se levanta a 84 metro del agua y tiene una longitud total de 1.825 m, siendo su paso peatonal de 1.600 metros.

Cómo organizar el paseo

Lógicamente hay dos opciones para recorrer caminando o en bicicleta el puente, que son partiendo de Manhattan o desde Brooklyn. Las dos tienen su encanto, aunque la visualmente más atractiva es partiendo de Brooklyn, con la vista de Manhattan al fondo. La mayoría de los turistas sin embargo parten de Manhattan y cruzan el puente como un atractivo más de su visita al Lower Manhattan, con visita a atracciones cercanas como St, Paul’s Chapel, el City Hall, Wall Street, el monumento al 11s, el Ferry de Staten island y tantas otras.

Si quieres ir directamente al punto de partida del puente en Manhattan, el punto de referencia más cercano para el transporte público es el City Hall. El acceso al paso peatonal del puente se encuentra junto a este edificio, en una zona con jardines. De todas formas, verás mucha gente por la zona y la mayoría van a hacer la visita al puente, así que no hay pérdida.

Si quieres salir de Brooklyn, la parada de metro más conveniente es la de High Street Station, a pocos cientos de metros del comienzo del paso peatonal y visible al salir de la estación. Si partes de Brooklyn o llegas aquí desde Manhattan es una pena no visitar los atractivos de este barrio como el Brooklyn Bridge Park, la famosa pizzería Grimaldi o el paseo panorámico paralelo al Hudson con sus increíbles vistas de Manhattan. También puedes visitar la encantadora y cercana zona de Brooklyn Heights

Consejos para visitar el puente

– El puente está abierto las 24 horas del día y cualquier momento es bueno para la visita, aunque la caída de la noche es especialmente mágica, con la Estatua de la Libertad iluminada y las primeras luces nocturnas de ambas orillas del puente. El puente es seguro de noche, por la afluencia de turistas y neoyorquinos, que abundan hasta aproximadamente las 23 horas.

– Ojo con el clima. En tu paseo por el puente estarás expuesto a la climatología de forma directa y puedes pasar mucho frío.

– Respeta la zona de paso peatonal y la ciclista. Los ciclistas locales son especialmente agresivos si ocupas su carril reservado.

– Si quieres ver fotos y una crónica de la visita mira en este enlace.

 

info@trafalgarnet.com

15 años hablando de turismo en internet. Me encanta ofrecer información práctica, interesante y sin rodeos. Lo que necesitas para aprovechar al máximo tu viaje.

Review overview
NO COMMENTS

POST A COMMENT