Home / Qué ver  / Barrios  / Los mejores rincones de Williamsburg

Los mejores rincones de Williamsburg

Visitar Williamsburg en Brooklyn. Qué ver y qué hacer en Williamsburg, Nueva York

Williamsburg

En apenas una década, Williamsburg se ha convertido en la meca de los modernos, epicentro de los nuevos artistas y la vida bohemia. Hay quien ya se atreve a decir que es el ‘nuevo Soho’. Pero no todo es hipster en Williamsburg, ya que el barrio es además es el corazón de una de las colonias más grandes de judíos ortodoxos dentro de Estados Unidos. Un vecindario de contrastes que sin duda hay que conocer, ¿te animas?.

Comunidad judía en Brooklyn 

Comenzamos el día en Marcy Avenue, la primera parada de metro de Brooklyn de la línea J, M y Z, en el corazón del barrio. La parada en sí es digna de fotografiar, ya que desde el propio andén se puede tener un primer contacto con la zona, nada que ver con los altos edificios de Manhattan que observarás de fondo. Desde aquí caminaremos por Divison Avenue hacia el este, ten en cuenta que lo harás en la misma dirección que se encuentra Manhattan. Cuatro cruces más tarde llegaremos a Bedford Avenue, donde tendremos que girar a la derecha.

Este pequeño recorrido será suficiente para descubrir un Nueva York totalmente diferente y que probablemente no te esperabas. Y es que Williamsburg es la zona en la que residen la mayor parte de los judíos ortodoxos de Nueva York.

Familias numerosas, todos vestidos de negro, edificios enrejados y silencio, mucho silencio. Lo primero que te llamará la atención es su característica indumentaria; casacas largas y sombreros negros para ellos; faldas largas, medias y pelucas oscuras para ellas. No esperes encontrar grandes firmas o supermercados en una zona abarrotada por tiendas de sombreros, pelucas, ropa o zapaterías que puedan parecer de otra época y con toda su información en hebreo.

Zona hipster en Brooklyn

Una vez estés en Bedford Avenue, todo comenzará a cambiar. Poco a poco dejarás atrás la zona judía para adentrarte en la cuna de los nuevos artistas. Aunque parezca mentira, Williamsburg es también conocido por ser el barrio hipster por excelencia, donde se combina a la perfección lo industrial con lo moderno. A partir de aquí, bares, restaurantes, tiendas de segunda mano y mercadillos cobran todo el protagonismo. Del blanco y negro de cualquier época pasada, a la cultura a todo color del siglo XXI.

Una visita imprescindible es el East River State Park, una pequeña zona de ocio con unas impresionantes vistas de la zona Midtown de Manhattan. Cada domingo de primavera y verano, el solar alberga (entre las 10 de la mañana y las 5 de la tarde) uno de los mercadillos al aire libre más visitados de Nueva York, el Williamburg Flea. Si lo que buscas es un autentico mercadillo de comida callejera, no puedes dejar de visitar el Smorgasburg, celebrado cada sábado desde abril en el mismo espacio.

Un lugar perfecto para parar a tomar algo es la terraza del Hotel Wythe, con una de las mejores vistas de la ciudad, especialmente impresionante en el atardecer. Por el momento la entrada es gratuita, por lo que merece la pena pasarte por aquí y disfrutar el paisaje. Si eres amante de la cerveza, una parada obligada es Brewery, lugar para degustar espumosas locales como Brooklyn Lager, Monster Ale y Brooklyn Brow, entre otras. Para continuar la fiesta, discotecas y salas de música en directo como Waterfront, Music Hall of Williamsburg, The Knitting Factory o Pete Candy Store.

Una vez acabada la ruta, la mejor forma de volver a Manhattan es coger la línea L del subway en Bedford Street. Para más información sobre otros lugares y rutas en Brooklyn, pincha aquí.

estefaniamartinezsabrido@hotmail.com

Review overview
NO COMMENTS

POST A COMMENT