Home / Qué ver  / Barrios  / Qué hacer y visitar en Brooklyn

Qué hacer y visitar en Brooklyn

Visitar Brooklyn, en Nueva York. Qué ver en Brooklyn, atracciones y planes.

Qué hacer y visitar en Brooklyn

Muchos turistas que aterrizan por primera vez en Nueva York cometen el error de dejar de lado y no visitar todo aquello que quede fuera de Manhattan. En este post me centraré en Brooklyn, uno de los barrios de moda y que no ha parado de crecer en los últimos años. De hecho, en la actualidad es el borough más poblado, con más de 2.600.000 habitantes. Desconocido para muchos, te animo a que descubras los lugares más interesantes y que sin duda merece la pena visitar.

Puente de Brooklyn y Dumbo

Comenzamos nuestro particular repaso en uno de los iconos de Nueva York, el que fuera en su momento el primer puente colgante del mundo, el Puente de Brooklyn. Además de ser uno de los lugares más bonitos para disfrutar del skyline de Manhattan y un importante atractivo turístico, el puente es usado por miles de neoyorquinos a diario para conectar los dos barrios o para hacer deporte.

Down Under Manhattan Bridge Overpass, o más conocido como Dumbo, es el distrito al que llegarás nada más cruzar el puente. Situado en Brooklyn en la orilla del East River, se ha reconvertido en barrio de moda por artistas y músicos en los últimos años. Podrás llegar aquí caminando por el puente desde Manhattan, se sitúa a la izquierda y abarca hasta siguiente puente. Dentro del panorama artístico de la zona destaca la galería Dumbo Artes Center.

Brooklyn Bridge Park

Nada más cruzar el puente deberás girar a la derecha y bajar toda la calle Water Street hasta llegar a una conocida zona de ocio, Brooklyn Bridge Park. Desde este punto se puede disfrutar de las mejores vistas del distrito financiero de Manhattan, los puertos de la ciudad y la zona del East River. Sin duda, podrás capturar las mejores fotos de todo tu viaje.

Repleto de turistas durante todo el año, el parque está especialmente animado en verano ya que se puede practicar deporte, hacer kayak, disfrutar del cine de verano o simplemente sentarse en el césped y observar las vistas. Además, el parque cuenta con wifi gratuito y un espacio para recargar la batería de móviles y tablets.

La zona además cuenta con algunos lugares en los que parar a comer como la histórica pizzería Grimaldi’s, una de las más recomendadas de la ciudad pero algo cara y abarrotada de turistas. Una opción más económica es probar, si no lo has hecho aún, las deliciosas hamburguesas de Shake Shak sentado en uno de los bancos del parque. Si prefieres algo dulce, no pases por alto los exquisitos helados de Brooklyn Ice Cream Factory, situada justo en el parque, o el chocolate caliente de Jacques Torres Chocolate.

Park Slope y Prospect park

Park Slope es un barrio tradicional de Brooklyn conocido por su tranquilidad, su ambiente familiar y sus típicas casas unifamiliares de ladrillo visto tan características en la gran manzana. Considerado por muchos el mejor y más completo barrio de Brooklyn, puede ser una alternativa más barata a Manhattan para alojarte durante tus vacaciones. La zona más animada se encuentra entre la Quinta, Sexta y Séptima Avenidas y las calles Union Street y 9th. Un lugar repleto de restaurantes, cafeterías y tiendas en el que descubrir la esencia de Brooklyn.

Aquí se encuentra Propect Park, el parque más grande de Brooklyn, situado en la Novena Avenida y especialmente animado los fines de semana. Como curiosidad, es considerado por sus creadores como una mejora de su otro gran proyecto, Central Park. En verano acoge decenas de eventos culturales gratuitos como conciertos, festivales y clases colectivas.

En la parque oeste del parque está el Museo de Brooklyn, uno de los más grandes y antiguos del país, con una amplia colección de obras de todas las épocas hasta el arte contemporáneo. Forma parte de un complejo de parques del siglo XIX que también incluye el Jardín Botánico de Brooklyn y el Zoológico de Propect Park.  

Williamsburg

Williamsburg es el barrio hipster por excelencia, conocido por su gran ambiente nocturno y por la cantidad de bares, restaurantes y tiendas de segunda mano de sus calles. Cuna del ambiente alternativo desde hace apenas diez años, el área combina a la perfección lo industrial con lo moderno. La mejor forma de llegar aquí desde Manhattan es coger la línea L del Subway y bajarte en Bedford Street.

En el corazón del barrio se encuentra el East River State Park, una pequeña zona de ocio con unas impresionantes vistas de la zona Midtown de Manhattan. El solar alberga uno de los mercadillos más visitados de la zona es el Williamburg Flea, abierto todos los domingos entre las 10 de la mañana y las 5 de la tarde a partir de abril. Si lo que buscas es un autentico mercadillo de comida callejera, no puedes dejar de visitar el Smorgasburg. Cada sábado, durante primavera y verano, más de 100 camiones y puestos ocupan la parcela del Williamburg Flea. En este mismo barrio se celebra el Winter Flea Market durante el invierno, en el antiguo banco de Williamburg, un impresionante edificio de la época art decó con impresionantes mosaicos y cristaleras.

En lo que se refiere a ocio nocturno, una parada obligada para los amantes de la cerveza es Brewery, hogar para degustar cervezas locales como Brooklyn Lager, Monster Ale y Brooklyn Brow, entre otras. Para continuar la fiesta, discotecas y salas de música en directo como Waterfront, Music Hall of Williamsburg, The Knitting Factory o Pete Candy Store.

Coney Island

Si esta es tu segunda visita a Nueva York, viajas en verano y tienes tiempo de sobra, visitar Coney Island puede ser un plan interesante. Merece la pena la escapada siempre y cuando no sacrifiques ninguna visita importante en el resto de la ciudad. Se puede decir que Coney Island es un sitio amado y odiado a la vez por los neoyorquinos. No obstante, sigue siendo uno de los lugares de recreo veraniego más populares de la zona, precisamente por su codiciada playa y su cercanía a la ciudad, menos de una hora en metro desde Manhattan. La mejor forma de llegar es en coger la línea B, D, B o F hacia Stillwell Avenue-Coney Island y bajarte en la última parada.

Nada más salir del metro, te parecerá haber cambiado de ciudad e incluso de época. Una antigua rambla de madera frente al Océano Atlántico te recibirá con los brazos abiertos, un entorno que nada tiene que ver con el bullicio y los rascacielos de la gran manzana. Aunque ni mucho menos es la mejor playa de la zona, muchos neoyorquinos aprovechan la cercanía para darse un baño y tomar el sol en la playa urbana de Coney Island.

Caminando por el boardwalk sentirás ser el protagonista de una película americana del siglo pasado. En tu camino te toparás con tres parques de atracciones, Luna Park, Dreamland y Steelechase, y un sinfín de puestos de comida y pequeños restaurantes. Especialmente recomendables las hamburguesas y perritos calientes del Nathan’s. Cada año, Coney Island acoge dos de los eventos más divertidos y frikis de la ciudad, el Desfile de Sirenas y el concurso internacional de comer perritos calientes cada 4 de julio. ¡Todo un espectáculo!.

estefaniamartinezsabrido@hotmail.com

Review overview
NO COMMENTS

POST A COMMENT