Home / Qué ver  / Museos  / La Biblioteca y Museo Morgan

La Biblioteca y Museo Morgan

La Biblioteca Morgan de Nueva York, una de las mayores colecciones del mundo de documentos históricos, libros, manuscritos y partituras

La Biblioteca y Museo Morgan

El origen de la Biblioteca y Museo Morgan tenemos que buscarlo en la colección de documentos históricos, libros, manuscritos y partituras que Pierpont Morgan comenzó a crear hacia 1890. En 1904 adquirió un edificio contiguo al suyo donde instaló su colección. A su muerte, en 1913, su colección fue valorada en $60 millones de dólares. A pesar de que algunas piezas fueron donadas por su hijo al Museo Metropolitano, el grueso de la colección de Morgan constituyó el núcleo de la institución, que se hizo pública en 1924.

Las obras de ampliación y remodelación que se llevaron a cabo entre los años 2000 y 2006 transformaron la biblioteca en un museo, convirtiendo la Biblioteca y Museo Morgan en un lugar de obligada visita para todo aquel que cuente con inquietudes culturales.

¿Por qué merece la pena la visita?

Situada en un edificio victoriano, la Biblioteca Morgan acoge un rico patrimonio cultural que pone a disposición de los visitantes joyas tan importantes como los Evangelios de Lindau, datados en la Edad Media, y partituras de Mozart o Chopin.

La visita a este museo no tiene nada que ver con el tradicional turismo que acude a los masificados museos. La mansión del empresario Pierpont Morgan invita a disfrutar, de manera pausada, de las obras que este magnate atesoró a lo largo de su vida y que, gracias a su hijo, J. P. Morgan Jr., se pueden contemplar públicamente.

Podéis descargaros el plano de la Biblioteca y Museo Morgan aquí.

Obras más destacadas

Como hemos comentado, la biblioteca del magnate Morgan esta provista de piezas realmente espectaculares, todas dotadas de un valor histórico o artístico incalculable, igual que cualquier pieza de museo con la salvedad de que las obras que componen estos fondos son, además, muy singulares.

Comenzamos por su colección de dibujos, obras que están a la altura de cualquier museo que se precie. En dicha colección encontramos dibujos de Alberto Durero, como su famoso Adán y Eva, o de Giovanni Battista Tiepolo, como Psique transportada al Olimpo. Excepcional es el dibujo que la institución conserva de Juan Gris, Hombre con sombrero de ópera, así como el de Giorgio Vasari, Alegoría de la fe.

La Biblioteca y Museo Morgan cuenta con piezas tan interesantes como el ciborio altomedieval decorado con imágenes del Antiguo y Nuevo Testamento, objeto que posiblemente procede de la abadía de Malmesbury. Igualmente, hemos de destacar la cista de broce procedente de Palestrina y fechada entre los siglos IV y I a. C.

Entre sus cuadros destacan lienzos de Hans Memling, como el Retrato de un hombre con una rosa, y de Domenico Tintoretto, como Retrato de un hombre. Igualmente, es menester mencionar el cuadro de la Sagrada Familia, atribuido al taller de Rafael.

Como hemos apuntado, el Museo Morgan cuenta con partituras de Wolfgang Amadeus Mozart, Ludwig van Beethoven, Frédéric Chopin, Johannes Brahms o Franz Schubert.

Si la colección de partituras es excepcional, no lo es menos la de manuscritos, donde destacan el de la obra Señora Susan,  de Jane Austen, el de Tamerlán, de Edgar Allan Poe, la carta firmada por George Washington, o el texto de Albert Einstein llamado Ideas y métodos de la teoría de la relatividad. Y qué decir del Comentario al Apocalipsis, del Beato de Liébana, o del Libro de horas de Guillaume Lambert.

Y la colección de libros tampoco se queda atrás, como pone de manifiesto la edición de 1623 de la obra de William Shakespeare Comedias, dramas históricos y tragedias. O la edición de 1780 de El ingenioso hidalgo Don Quixote de la Mancha, de Miguel de Cervantes.

Finalmente, el museo cuenta con una de las mayores colecciones de tablillas y sellos próximo-orientales, que lo han convertido en un referente internacional para el estudio de estos  materiales.

Dónde comer y comprar recuerdos

La biblioteca cuenta con dos ambientes en los que tomar algo o cenar, ambos situados en la primera planta del edificio. Por un lado, el Café Morgan, en cuyo espacio, un cubo de cristal diseñado por Renzo Piano, se pueden degustar ensaladas, sándwiches y ricos postres. Por otro, el Comedor Morgan, en el que los visitantes podrán disfrutar de platos elaborados siguiendo recetas de principios del siglo XX.

Junto al Comedor Morgan se localiza la tienda de la institución, donde se pueden comprar libros, láminas y demás regalos con las imágenes más significativas del museo.

Datos prácticos (dirección, página web, horarios)

La Biblioteca y Museo Morgan está en pleno corazón de Manhattan, en el  225 de Madison Avenue con la calle 36, cerca de la Estación Central (Grand Central Terminal), de la Biblioteca Pública de Nueva York, del Empire State y del carismático edificio Chrysler. En sus proximidades también se localiza Madison Square Garden.

La Biblioteca y Museo Morgan abre todos los días, excepto los lunes. También está cerrada en Acción de Gracias, Navidad y Año Nuevo. De martes a jueves el horario es de 10:30 a 17:00; los viernes cierra a las 21:00. Los sábados abre a las 10:00 y los domingos a las 11:00, permaneciendo abierto ambos días hasta las 18:00.

Esta institución cierra a las 16:00 de manera extraordinaria en Nochebuena, y a las 17:00 en víspera de Año Nuevo y el día 4 de julio, fecha que conmemora la firma de la Declaración de Independencia.

El precio de las entradas es de $18 para los adultos y de $12 para los niños mayores de 12 años, los mayores de 65 y los estudiantes. Los niños menores de 12 años entran gratis, como también entran gratis los socios de la institución y aquellos que visiten el museo los viernes de 19:00 a 21:00.

Toda esta información la tenéis en la página web de la biblioteca: http://www.themorgan.org/.

elolmoviejosc@gmail.com

Review overview
NO COMMENTS

POST A COMMENT