Home / Navidad  / Patinar sobre hielo  / Por qué ir al Rockefeller Center Ice Rink a patinar

Por qué ir al Rockefeller Center Ice Rink a patinar

Patinaje sobre hielo en el Rockefeller Center de Nueva York, la Rockefeller Center Ice Rink

Patinar en el Rockefeller Center Ice Rink NYC

Por muchas guías de Nueva York que leas, no vas a alcanzar a imaginarte qué es pasar unos días en la gran manzana durante la Navidad. Puedes haberte culturizado mucho, pero es preciso que viajes allí y vivas esos instantes como únicos. Una de las experiencias más demandadas en invierno en la gran ciudad es la del patinaje sobre hielo. Verás que hay muchas pistas repartidas por toda la ciudad, es un clásico en Nueva York, sobre todo cuando el frío arrecia, pero te aconsejamos encarecidamente que te dirijas al Rockefeller Center Ice Rink. A continuación te mostramos por qué debes ir a esta pista de patinaje primero y no a otras.

La pista de patinaje sobre hielo en el Rockefeller Rock Center abrió sus puertas por primera vez un día de Navidad, concretamente en 1936. Tiene años de historia y aunque su espacio no sea tan grande para disfrutar de esta actividad sin aglomeraciones, es todo un icono neoyorkino. Su capacidad es para unos 150 patinadores y la pista es de 122 metros de largo por  59 de ancho. ¿Te atreves a recorrerla entera?

Las mejores razones para acudir

El patinaje sobre hielo en el Rockefeller Center es una experiencia que no vas a olvidar. De hecho, muchos autóctonos desean que llegue Navidad solo para ir a disfrutar de esta pista, que es una de las más famosas de Nueva York.

¿Por qué es una de las más conocidas? Por varios motivos. Se trata de un monumento emblemático de la gran manzana, a esto se le une la tradición navideña de ir a patinar allí y que es una actividad muy popular que goza de unas vistas privilegiadas, ten en cuenta que patinarás sobre hielo en el centro de Manhattan.

Un icono del cine

La pista de patinaje del Rockefeller se ha visto en muchas películas clásicas. Es, por supuesto, una parada turística muy popular para muchos visitantes a Nueva York durante sus vacaciones navideñas.

Una sesión de patinaje dura 90 minutos, lo esencial para poder conocer la pista a fondo y disfrutar de deslizarse sobre el hielo. Además de eso, es una zona estupenda para llevar a toda la familia. Mejorará la calidad de tus vacaciones y la diversión.

Recomendaciones

Una vez te has decidido a ir, te aconsejamos que si puedes elegir el día para ir a patinar al Rockefeller Rock Center, lo hagas entre el lunes y el jueves. Los días entresemana son los que menos gente hay en la pista y tienen la ventaja de que cuestan más baratos. Míralo por el lado positivo, ahorrarás dinero que podrás gastar en otra actividad en Nueva York y, además, te evitarás las grandes aglomeraciones que se montan en esta pista de patinaje los fines de semana.

Pero si lo que realmente quieres es hacer algo especial durante tu viaje a Nueva York, prueba el llamado ‘Night Skate’, esto es patinar por la noche. Merece la pena por apreciar la iluminación de la pista. Es un espectáculo maravilloso y una actividad muy romántica si vas con tu pareja.

Para los inexpertos también hay clases de patinaje. Si no te atreves a lanzarte solo a la pista, apúntate a una de las clases , que cuestan 50 dólares por persona, superarás rápidamente el miedo a patinar sobre hielo.

Precios

La pista de hielo está en el centro del complejo Rockefeller Center entre las calles 47a y 50 y las avenidas quinta y séptima.

La entrada para adultos sale a  27 dólares, aunque su precio sube a los 30 los días clave como son el  6 de diciembre, 7, 13, 14 y 19 de enero. Los niños menores de 11 años y los adultos mayores de 65 solo tendrán que pagar 15 dólares.  El alquiler de patines cuesta 12 dólares.

Y si viajas con un gran grupo de amigos, debes saber que hay descuentos especiales.

¿Preparado para coger los patines y probar el Rockefeller Center Ice Rink?

clara.asenjo.dominguez@gmail.com

Review overview
NO COMMENTS

POST A COMMENT